3 oct. 2016

El Sí del No


Por: Sergio Henao
Antes del plebiscito a alguien muy sabio se le escuchó decir que de ganar el No, Colombia haría el ridículo internacional. Y, en efecto, ya lo estamos haciendo como es costumbre.  Los resultados quedaron casi al 50-50, por lo que, aunque sea mayoría electoralmente hablando, se demuestra que por fuera del ridículo quizás quedamos la mitad que votó por el Sí. Aunque, claro, no somos un país partido en dos —aunque parezca partido en 20— por lo que nos toca asumir la vergüenza democráticamente. 


Quedó en evidencia que en Colombia se vota con el hígado, por eso tenemos los gobernantes que representan las emociones —y no las reflexiones— de los electores. Reflexionar es una tarea ardua. Llamó la atención que una fuerte mayoría del ámbito de la academia, opinión pública, artistas, movimientos sociales, asociaciones de víctimas, y en fin, un grueso de los movimientos sociales, partidos de izquierda y progresistas, que se encuentran por fuera de la mermelada burocrática, votara y aprobara los acuerdos en los términos que se firmaron en La Habana. Hasta la comunidad internacional los aplaudió.  

Es un alivio que las FARC se sostengan en la actitud de diálogo, manteniendo un compromiso político con la paz. El problema es Santos y su maquinaria anquilosada. El método de la U solo funciona aceitada. Si se aceita a medias, trabaja a medias, y si es poco, no hace nada. Queda demostrado, pues no se vio el furor que ostentaron con tan abundante desparpajo durante las elecciones de autoridades el año pasado. 

En consecuencia, esos votos que ganó el Sí no son de Santos, son de la gente que le ayudó a ganar (con la nariz tapada)  las elecciones pasadas; no los votos que sus maquinarias compran y que esta vez se olvidaron de pagar. Así por mi amor no les va nadie. 

Cuando se levanta uno pesimista piensa que este país, por tradición, tiende a empeorar.  Leer la historia de Colombia es desgarrador. En los últimos días de campaña se repetía que el documento de los acuerdos solo era posible entenderlos en perspectiva histórica, pues de otro modo se terminaría votando en contra del “millonario” sueldo que supuestamente les darían a los guerrilleros, y no a favor de terminar las causas que originaron y mantienen el conflicto armado  en Colombia (y no solamente a las FARC). 

Como van las cosas, si se negocia con las exigencias del Centro Democrático tendremos Habana para rato, porque va ser extenuante buscar un mecanismo de impunidad que blinde jurídicamente a los que han financiado y alentado la guerra desde sus  oficinas y curules. Eso es lo que le preocupa especialmente a un partido que tiene tantos militantes de primera línea en la cárcel. 

Por otra parte, el que haya ganado también la fe de Ordoñez, muestra que el pavor al respeto y a los derechos de las minorías sigue conduciendo la política a un fascismo solapado, que se expresa en plaza pública, a pulmón abierto, sin pena ni sonrojo. No fue gratuita la movilización de tantas iglesias y feligreses en defensa de la familia y contra la tal “ideología de género”. Le pasaron factura al gobierno por inmoral.  

Pero conservemos la calma y seamos optimistas. De todos modos si no nos mata la guerra, la hará la contaminación y, como dicen por ahí medio en chiste, las EPS y demás oficinas del gobierno. Como si para guerras no nos bastara la de todos los días. Lo que alienta es que el contrapeso se hizo sentir. Hay también mayorías pensando y trabajando políticamente por un territorio que le apueste a la concordia, al perdón, a la paz. Si es verdad que un abrazo hace menos ruido que un fusil, aturdamos al silencio con acciones cada vez más conscientes. Para las próximas elecciones, más conciencia, por favor, señores 



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vladimir le quedo claro quienes son los que te apoyan, cuando estas de frente a ellos te alaban y cuando usted les da la espalda se fueron y votaron por el NO, quienes???, sus contratistas, sus concejeros del comercio, los empresarios,etc. Que ironia, me atrevo a decir que los 6088 votos del SI, solo 2000 de ellos votaron por usted para alcalde...ah engañada que estas alcalde con sus seguidores

Anónimo dijo...

El jake mate al proceso de paz, lo dieron la IGLESIA CATOLICA Y LAS IGLESIAS CRISTIANAS, por el tema de Genero y de familia, recuerdan lo de las cartillas ? no le busque mas.

Anónimo dijo...

es cierto la iglesia se torcio a santos y al pais

Publicar un comentario

Pueblo no se hace responsable de los comentarios anónimos de los lectores. Para más información escríbanos a chimeneainformativa@gmail.com