7 may. 2015

De un independiente a un partidario

Por Julián Ospina 
Apreciado Diego Agudelo, acabo de ver un video suyo donde está gritando. No lo había visto así. Ni me lo imagino en una crisis comunitaria bien grave donde lo que se requiere es escuchar. Habla allí de sus “gestas” en lo público y diciendo a los conservadores sus “dios le pague”. Entiendo que en lo político este verbo “pagar” tiene bastante fuerza, es quizá de los más importantes.


En fin, el video donde se presenta con camiseta azul a rayas verticales blancas, como precandidato del partido, conservador en el país no siempre de principios genuinamente democráticos. Para esto bastará una lectura crítica de la historia nacional en el contexto social de América Latina. En resumen, lucha por el poder y en medio de ella, el asesinato de líderes que verdaderamente sí han estado con los campesinos, es decir, con el 70% de la población del país, la cantidad restante son las élites económicas y políticas, a la que no matan porque tienen las llaves de la cárcel o viven a sotavento de las bases militares. Las que al margen del agro se han desarrollado en las ciudades favoreciendo la voracidad de los “conquistadores” o, en la actualidad, las multinacionales. Pero saber eso es para muchos ser de izquierda y hasta terrorista.   

Debo reconocer aquí, por los momentos en que junto con otros actores culturales nos reunimos a darle a conocer o presentarle el desarrollo de nuestros proyectos con la comunidad, que usted es un hombre proactivo y hábil para el cálculo, aun cuando no siempre sea esta la habilidad necesaria para abordar las complejidades sociales o, si se quiere, de la educación, su bandera. Bandera que, con la revisión hecha de la historia de Colombia, nos es difícil inferir que es un retazo, roto símbolo. Por algo el escritor William Ospina se preguntaba en un libro Dónde está la franja amarilla. 

Sin duda su función de Secretario en  2012, como ninguna otra Secretaría, tuvo un momento significativo gracias a la participación  —no carente de cuestionamientos— de múltiples actores sociales que por estar trabajando con usted no estábamos cooptados, como lo insinúan los anónimos rumores municipales. Pero por un paso que apenas se estaba impulsando hacia adelante comenzó un declive vertiginoso y hacia atrás. En parte por razones de la desarticulación y la pugna de intereses económicos de la que uno con vergüenza es testigo en ese medio. En este sentido, a mí sí me avergüenza “ser político” y “pertenecer a un partido” y decirlo con “satisfacción”, como exhorta usted a no serlo en el video del que le hablo a través de esta carta pública. 

Allí dice en voz alta: “Ese cuentecito de que soy independiente y no me junto con los políticos se tiene que acabar. Cuando uno va a jugar fútbol juega fútbol en un equipo de fútbol”. Vale decir que la política, como continuidad de la guerra por otros medios al decir de un filósofo francés, no es un juego solo entre dos partidos como quiere demostrarlo usted con esa desacertada  metáfora entre fútbol y política. Con temor a equivocarme creo que Colombia, por lo menos en teoría, todavía es una democracia y un Estado Social de Derecho donde se reconoce la multiplicidad de ejércitos, para continuar con la atinada metáfora entre política y guerra hecha por el filósofo.

“¡Nada de independientes, un partido político!”, insiste usted en temprana efervescencia. Olvidando quizá el pensamiento del otro y de la diferencia que ahora, y a partir de los genocidios y  holocaustos de la historia, ha ocupado a tantas artes y saberes. A lo mejor esas palabras podrían ponerse también en boca de un candidato de Israel, qué sé yo. Por otra parte, me pregunto: ¿No es empobrecer el concepto de política considerar que ésta solo se hace desde un partido y nunca independiente, inclusive desde el mismo individuo? ¿O es que en el país están todos los docentes, periodistas, artistas y libre pensadores afiliados a un partido político, y hay que suponer que los que no pertenecen a un “partido” son indiferentes, además de social y políticamente irresponsables?  ¿Al afirmar que no a los independientes está negando con ello la diversidad de voces que “escuchó”? ¿Acaso se estaba haciendo política en su cargo? ¿Cómo ser innovador en el conservador? ¿Llegando con la de ellos para salirse con la suya, como de oídas tengo entendido que lo hizo el señor del “cacharrito” blindado? ¿Cómo hacer coincidir sus afirmaciones de precandidato con las de ex funcionario? Una pregunta radical: ¿Qué piensa usted de la libertad y la vida, a partir de ese “se tiene que acabar” con los independientes sin partidos? ¿Se imagina las implicaciones de esa frase hecha por un conservador a la presidencia? Mejor riamos, más radical sería creer que esto que firmo tuviera un alto costo vital o social…

Le escribo para merecerle con respeto una reflexión entre docentes que somos, así lo asumirán también los lectores conscientes que tiene este medio. Los que no se escudan en el anónimo para insultar y generar cizaña con mala ortografía. Al respecto, considero oportuna una reflexión en las palabras de L. García Montero:

“Las calumnias y los datos no contras­tados que circulan por Internet son todo un síntoma. La lectura acelerada, el opinar sin tiempo para hacernos dueños de las propias opiniones, la soberbia de hablar sin voluntad de escuchar, son amenazas dominantes. Los comentarios sobre un mismo artículo pueden acusar al autor de bolchevique o vendido al capitalismo, anticlerical o beato, sionista o nazi. Se trata de la prisa de la lectura camu­flada en el anonimato. Ese es otro problema: el anonimato. No hacerse dueño de la propia opinión es, en el fondo, un modo de no res­ponsabilizarse de las palabras. Como ocurre con los programas de telebasura, el vómito de la intimidad en el espacio público no invita a dignificar la vida privada, sino a convertir en vertederos los escenarios comunes. El anonimato, condición de la demagogia que confunde el pensamiento con la prisa de las discusiones de bar, sirve con frecuencia para dirigir los ámbitos públicos como si se tratase de un negocio privado. Se aniquilan así sus verdaderas posibilidades democráticas”.

Por eso mediante una forma pública y sin anonimatos le escribo esto para decirle con responsabilidad que soy independiente en el sentido de no ser de un “partido”. Sí, no estoy no en campaña. Asimismo sé que hay razones de más conciencia para en lo tradicional “no volver a creer”, valga la alusión aquí a sus opositores de la U que usted defendió oponiéndose a los conservadores en la anterior campaña. Al respecto recuerdo que muchos en aquel entonces, a falta de opciones, votaron por la U en contra y por hartazgo ante los conservadores.  Cosa curiosa esa, hombre, en nuestro país la “oposición” de la derecha… es la ultraderecha. Antagonismo como mera estrategia de negocio donde no se ve tanto la persecución y exterminio selectivo y sistemático de la que los medios televisivos no informan, entre otras razones, porque están ocupados en la lesión de James o en el Baby Shower de Shakira, por hablar de dos de las miles de cortinas de humo con las que los medios escamotean la realidad profunda de un país diverso.

Al final del video enfatizas que “lo van a dar todo en las urnas, si no soy yo me voy a untar hasta donde pueda para que el candidato del partido conservador sea el próximo alcalde de Girardota”. No analizaré aquí  la adecuación del verbo “dar” con relación a la función pública. Más bien me despido deseándole que sea buen alcalde y que realice sus propósitos, entre ellos, ese “cuentecito” del  “se tiene que acabar”. De lo contrario, que de lo que se unte (verbo utilizado también para el sustantivo mermelada) no sea hasta el cuello. 

Le comparto, finalmente, estas palabras de claridad y sabiduría, revolucionarias en un sentido no bélico, pronunciadas ante la ONU por el ex presidente de Uruguay José Mujica en el año 2013. Palabras que de haberlas interiorizado en su corazón un Mariano Ospina Pérez o el último ex presidente de Colombia, la cosa pintara, por lo menos, de negro a gris:

 “Cargo con el deber de luchar por patria para todos. Para que Colombia pueda encontrar el camino de la paz, y cargo con el deber de luchar por tolerancia, la tolerancia se precisa para con aquellos que son distintos, y con los que tenemos diferencias y discrepamos. No se precisa la tolerancia para los que estamos de acuerdo. La tolerancia es el fundamento de poder convivir en paz, y entendiendo que en el mundo somos diferentes”.



Con atento saludo,



Julián Ospina


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Quien entiende estos muchachos, deberían sentirsen orgullosos que una persona joven y academica este interesada en estar en política en Girardota pero no se ponen a atacarlo y a mandarle u mensaje nocivo a la juventud. Diego Agudelo sin ningún problema pudiese estar en el ámbito de la academia con una excelente reputación y un muy buen salario sin embargo esta luchando por un cambio para Girardota y ustedes queridos disque intelectuales en vez de ayudarlo se ponen a atacarlo. De corazón me da mucho pesar del autor del artículo yo lo denominaría intelectual de pacotilla.

Anónimo dijo...

Si Diego fuera un gran intelectual, con una visiòn joven, coherente y transparente, no estarìa buscando un aval de un partido tradicional como lo es el conservador, si usted es tan intelectual como se hace ver con todos esos pergaminos, estaria respectando la constitucion politica, como es la libertad de pensamiento y la democracia. No es claro que todo un doctor del pleno siglo 21 este haciendo alianzas con maquinarias, que otro tiempo han escandalizado a la comunidad con sus malas practicas administrativas, clientelistas y corruptas, por eso don Diego ya no te creo, sus interese son otros y no los de toda una comunidad.

Anónimo dijo...

Supone el primer anónimo, que el hecho de ser joven es ya una vacuna contra las ideas envejecidas. Diego es la prueba viviente de que se puede tener pocos años a la vez que ideas muy viejas.

Anónimo dijo...

Yo le diría a Diego que se rehabilite de esa idea de seguir con el conservatismo, que tome más Conciencia de sus actos y sea coherente con su deseo de cambio.
Culquiera que esgrima la bandera de la educación, debería saber que son los argumentos los que guían las ideas. Hasta ahora usted no ha dado ninguno, o tal vez sí, pero sin ninguna credibilidad debido a sus actos contradictorios.
Lo exhorto a que explique a la opinón pública de qué manera (con argumentos más allá de los discursitos acerca de que es joven, de que es un académico, de que quiere el cambio) de qué manera, repito, apoyado en hechos, en datos, en historia, es posible el cambio desde el partido conservador.
El estudioso, el educador, sabe que cuando sus argumentos son equivocados, son flojos, son falseables, lo más inteligente es considerar enserio los argumentos contrarios.

Anónimo dijo...

Es muy fácil ofender calificando de esto o aquello a los que dan la cara para expresar sus ideas. El anónimo que le dice al escritor de este artículo intelectual de pacotilla es un cobarde. Además parece que no leyó o no entendio el artículo, le falta comprensión de lectura, no trata de rebatir ninguno de los puntos que toca el texto, y cómo último recurso utiliza el insulto. Uno puedo estar o no de acuerdo con un texto, pero es una competencia básica de un lector al menos explicar por qué sí o por qué no. ¿No saben leer los seguidores de Diego, el candidato de la educación?

Anónimo dijo...

Dejen tranquilo al pobre Diego home, suficiente con tener que lidiar con esas bellezas del conservador.

Anónimo dijo...

Señores... Es triste que un sector de jóvenes intelectuales que siempre se han identificado por luchar por sus ideales de la cultura y forma de vida tan desligada de lo material y realmente basada en la ley de la naturaleza y el beneficio de sus seres... Estén con su líder político por $$$$$ Dicen que el es quien les está financiando sus proyectos literarios...
Entonces me pregunto: Sinceramente el representante sus ideales de vida??? O están con el por una coyuntura económica, todos necesitamos el pan diario lo se... Pero no camuflen la campaña de INDEPENDIENTES...

Anónimo dijo...

Escuche un rumor que el Señor que lidera "más conciencia" dice que a él realmente no le importa ganar o perder la alcaldía, que tiene mucha plata y eso ni valía la pena gastarse unos pesitos de más en la campaña....
Ruego por que tenga MAS CONCIENCIA!! Que es lo que realmente importa no es GIRARDOTA??? Sacarla del retraso y la infamia dónde la tienen???

Anónimo dijo...

El autor del primer comentario bien puede ser el señor Diego Agudelo, a no ser que públicamente responda a estos dos textos tan bien argumentados, cosa que se espera, pues lo de él es la "educación"

marie poussepin dijo...

A mí parece un escrito cargado de conciencia social y de con-texto. Me parece absurdo excluir el "independiente", ¿cómo crear entonces democracia? El rechazo del "independiente" no es otra cosa que silenciar el librepensador, el autónomo, el visionario... este juego de partidos representa la custodia a Justin Bieber, mientras se asesina la libertad de expresión, la voz de la democracia desde otros ámbitos... es que la democracia desde la propuesta del candidato Diego sería en este sentido, y en verdad, un "partido de fútbol" en donde la soberanía sigue silenciada en las gradas, es que de hecho ¿cómo educar un Girardota desde el conservatismo? Esta acción sigue representando las campañas que se sostienen bajo el dominio ideológico del marginado, y del libre... es decir, del campesino. Porqué visitar las veredas, solo para pisar la espalda del humilde con políticas tapa huecos, con utopías representadas en el sombrero... vamos, creo que el escrito es respetuoso y muy honesto, se trata de escuchar y de ver... en este caso la vox populi, me parece ya sensato un cambio de conciencia y escuchar otras voces en el gobierno de este municipio burócrata... Un conservador que promete, es un capítulo más de palabrería... y para respetar las palabras de García Montero.. firma:

Diego Martínez.

Anónimo dijo...

El concejal Kevin constantemente publica ciertos aciertos? del alcalde de Itagui, donde estan empleados algunos de sus amigos Ochoistas, pero no ha publicado que en estos momentos el alcalde esta dejando endeudado al municipio por mas de $170 mil millones.

Anónimo dijo...

Me convenciste con argumentos Agudelo votaré por usted sin ninguna de que es la mejor opción.

Anónimo dijo...

Señor Diego Agudelo: Que ridículo, el poner el número de títulos académicos –como si fueras un conde- en la propaganda política, como lo hizo el pasado fin de semana, aludiendo “si al cambio no al continuismo”.

Qué manera tan demagógica de generar estatus quo. Sé que la educación ingenieril está diseñada para formar a la gente de manera competitiva, esquemática y habilidosa para lo cual usted ha sido preparado, pero en política la formación suya es muy pobre y se evidencia en los discursos que usted ha elaborado en varias ocasiones. Me imagino que su paso por la universidad fue algo netamente académico, porque creería que nunca fue partícipe de manifestaciones, debates, foros, propuestas, marchas, asambleas, mitin. Usted muestra más una actitud de haber sido un estudiante común y corriente, tal vez era de esos que peinaban de ladito con la loncherita e iba a la universidad como cualquier estudiante promedio sin vivir la realidad autentica y sin leer la misma.

No venga a engañar con el discurso de la “educación”, porque es un tema muy “trillado” por los partidos políticos tradicionales a lo largo de la historia y del cual usted entraría a hacer parte. Es así, como usted quiere ser un idiota útil para estas empresas politiqueras donde también sacaría tajada haciendo parte de la mermelada. No engañe a la gente con el cuento de la “educación”. Usted sabe muy bien que su propuesta obedece es a tecnificar la mediocridad y a servirle al mercado volviendo mercancía el conocimiento porque a los pobres les damos educación de pobre con el objetivo único de “producir” y los pequeños burgueses (sin ser de tinte ideológico tanto de derecha como de izquierda) como usted, reciben una educación muy “completa” para hacerse creer que son los patrones morales de la sociedad.

Anónimo dijo...

Señor Diego Agudelo: Que ridículo, el poner el número de títulos académicos –como si fueras un conde- en la propaganda política, como lo hizo el pasado fin de semana, aludiendo “si al cambio no al continuismo”.

Qué manera tan demagógica de generar estatus quo. Sé que la educación ingenieril está diseñada para formar a la gente de manera competitiva, esquemática y habilidosa para lo cual usted ha sido preparado, pero en política la formación suya es muy pobre y se evidencia en los discursos que usted ha elaborado en varias ocasiones. Me imagino que su paso por la universidad fue algo netamente académico, porque creería que nunca fue partícipe de manifestaciones, debates, foros, propuestas, marchas, asambleas, mitin. Usted muestra más una actitud de haber sido un estudiante común y corriente, tal vez era de esos que peinaban de ladito con la loncherita e iba a la universidad como cualquier estudiante promedio sin vivir la realidad autentica y sin leer la misma.

No venga a engañar con el discurso de la “educación”, porque es un tema muy “trillado” por los partidos políticos tradicionales a lo largo de la historia y del cual usted entraría a hacer parte. Es así, como usted quiere ser un idiota útil para estas empresas politiqueras donde también sacaría tajada haciendo parte de la mermelada. No engañe a la gente con el cuento de la “educación”. Usted sabe muy bien que su propuesta obedece es a tecnificar la mediocridad y a servirle al mercado volviendo mercancía el conocimiento porque a los pobres les damos educación de pobre con el objetivo único de “producir” y los pequeños burgueses (sin ser de tinte ideológico tanto de derecha como de izquierda) como usted, reciben una educación muy “completa” para hacerse creer que son los patrones morales de la sociedad.

Anónimo dijo...

El pobre vladimir no sabe qué hacer para contrarrestar a agudelo y los asesores son diego Uribe y Berenice pobre vladimir.

Anónimo dijo...

Acá leyendo esto...noto que el comentario anterior es típico de un estudiante mentalmente y academicamente carente de sentido de pertenencia por su vocación y por su universidad. Típico de un izquierdista resentido de la udea. Eso son puros resentidos incoherentes...es de lógica que nuestro paso por la universidad es solo académico...el resto se lo inventaron los resentidos para seguir siendo los mismos mediocres de siempre....solo saben criticar, hacer perder clase, nada les gusta y viven resentidos con las personas que salen adelante...pues claro sigan haciendo motines y marchas estúpidas....y no estudien y sigan estancados....

Anónimo dijo...

jajajajaj.... ¿sentido de pertenencia? y ¿que eso? un lamesuelas que o se interroga, no gracias. El sentido de pertenencia es un valor que inventaron los dueños del capital para someter a los obreros... jajajaja, sentido de pertenencia!...

Anónimo dijo...

Al menos son jóvenes que presentan una mirada objetiva de la realidad política de un municipio. Muchos de esos que usted dice estancados, tienen un 90% ya su diploma, buenos trabajos, muchos otros nunca participaron ni de asambleas ni de marchas y iban únicamente a la u a estudiar, etc. Lo que pasa es que aún hay mucho mediocre como usted por ejemplo, que le meten un pedazo de hueso en la garganta y lo caga sin digerirlo. Al menos atrévase a leer, a mirar más críticamente este panorama y deje de ser imbécil...

Anónimo dijo...

lei un panfleto donde se habla de la crisis conservadora, y exaltan a Posada, Sergio Orlas, Joaquin Hernandez etc. me deja perplejo que se empieza que Diego Adudelo fue de cambio radical y demás partidos etc. pienso, FERNANDO ORTIZ, CANDIDATO CONSERVADOR, primera alcaldia, del equipo alas colombia, (Suarista y Ramista) se presento por la U, Uribista, ahora Santista, VLADIMIR JARAMILLO, liberal, ahora de U, Santista, esta con LUIS PEREZ, apoyado por Suarez, Liliana Rendon, entre otros. PEDRO HOYOS esta por los indigenas, con políticos como Valdes, apoya a Federico, de Fajardo, EL POLO, izquierdistas politiqueros y mi pregunta es ¿ PORQUE SOLO SE JUZGA A DIEGO AGUDELO? pues creo que ya debemos empezar las denuncias publicas en esta campaña, sea por volantes o estos medios porque LOS HIPÓCRITAS ABUNDAN y se la tiran de humildes, honestos y apolíticos pero con políticos ¿QUE OPINAMOS LOS VOTANTES? JOAQUIN HERNANDEZ, liberal, conservador, oportunista y lagarto de Nidia Marcela, ahora con Vladimir, Bueno los votos de los que mienta ese volante siempre fueros de FERNANDO ORTIZ, desde el año 2011 o sea que Ortiz sigue con sus 5.000 votos que es la meta de Diego a superar.

Anónimo dijo...

LA PROPAGANDA OFICIALISTA, NUESTRO CANDIDATO ES; HUMILDAD

HUMILDE; porque nació de cuna pobre, nosotros éramos más pobres que lázaro no pudimos estudiar por falta de dinero, pero mi familia era reconocida por el orgullo y la soberbia, solo dios nos sano. Sócrates decía; detrás de los huecos de los vestidos de los pobres SOBRESALE EL ORGULLO Y LA SOBERBIA, pregunten a los empleados cuantos maltratos recibieron de las gestiones de Vladimir en la alcaldía por el orgullo. Cuanta soberbia demostró contra los empleados, eso no es humildad, LA HUMILDAD ES CONSIDERAR A LOS DEMAS COMO SUPERIORES A MI MISMO, en pocas palabras es menospreciarme a mi mismo, es entregarse hasta la muerte por los demás, JESÚS DECÍA MIRADME A MI QUE SOY MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN.

Publicar un comentario

Pueblo no se hace responsable de los comentarios anónimos de los lectores. Para más información escríbanos a chimeneainformativa@gmail.com